Angels or Demons

angels or demons, adivina k eres, y cosas sobre ellos, entra en el mundo de los angeles o en el mundo de los demonios
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Angels & Demons.... 5º capitulo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 77
Edad : 26
Localización : Badajoz
Fecha de inscripción : 01/08/2007

Hoja de personajes
1: 1

MensajeTema: Angels & Demons.... 5º capitulo   Jue Sep 27, 2007 11:37 pm


CP 5.

En casa de Sack todo era tranquilidad como siempre, él se estaba duchando mientras que Iana hacía el desayuno. Quería a esa niña con locura, un amor que traspasaba barreras, sería capaz de cualquier cosa por protegerla, era su niña, suya desde la muerte de sus padres, desde que el llegara a su casa cuando solo tenía dos meses, le había costado mucho sacarla adelante…
"Justo después de salir de la casa de su hermana se dirigió a Roma lo más rápido que pudo, desconfiaba de todo el mundo, hasta de él mismo, tenía miedo a fallar, no quería seguir siendo un ángel pero esa era su bendición y a la vez castigo. Al llegar a Roma lo primero que hizo fue ir a visitar al Papa, luego llevó a la niña a su casa y le dio de comer (parecía mentira el lío que se hizo preparando un simple biberón que su hermana le había dado, no tenía ni idea de cómo se hacía), después de esto volvió a salir, esta vez para ir a comprar cosas para la pequeña, tendría que dormir en algún sitio, jugar con algo….
Esa noche no transcurrió tranquila ni mucho menos, sobre las dos de la madrugada llamaron a la puerta, era Martín, el mensajero del clan, su cara no reflejaba buenas noticias, se acomodó en un sillón, bebió un poco de agua y dijo: <<tu hermana y su marido han muerto hace tan solo dos horas, los demonios los acorralaron en la casa, intentamos pararlos pero allí también se encontraba alguien con el que no contábamos, Belial. Fue el que acabó con sus vidas>>. Sack solo pudo llevarse las manos a la cabeza y dejarse caer en el sillón más próximo. Desde entonces había cuidado a Iana como su tesoro más preciado, lo único que él tenía de su hermana, hasta que al final se convirtió en su posesión más preciada, su tesoro, de echo muchas veces la había llamado así <<Tesoro>>, ella no tenía problema alguno en que la llamara así, y aunque nunca decía nada él sabía que le encantaba, la hacía sentir querida, importante."
Terminado de ducharse Sack salió del baño tapado con una simple toalla en la cintura y secándose el pelo con la otra, cuando justo en ese momento Iana salía de haber dejado en su habitación su ropa lavada, se encontraron en la puerta de la habitación. Iana al verlo se ruborizó inmensamente, y no era para menos, Sack era un hombre fuerte que imponía con su tamaño y postura, había sido moreno en tiempo, pero se tiñó de rubio al salir de la celda en la que había estado por haber ayudado a escapar a sus padres (una historia que le había contado mil veces y ella nunca se cansaba de escuchar), ojos azules oscuros, y para colmo era su tío, al cual le tenía mucho respeto y cariño, no estaba acostumbrada a verlo semidesnudo, a decir verdad nunca había visto a un hombre semidesnudo ni mucho menos. Al darse cuenta de que estaba mirándolo fijamente y se había puesto roja se dio la vuelta y comenzó a "colocar" la ropa para disimular su desconcierto. Sack nunca hubiera imaginado que se pondría así, pero sin dejar entrever lo divertido que le había resultado la escena se dirigió a la cama y cogió su ropa limpia. Ella como al descuido volvió a mirarlo con el rabillo del ojo solo por curiosidad, sabía que había sufrido martirios y eso habría dejado su marca, solo quería ver si el las tenía o si una de sus habilidades era le reconstitución de las heridas.


¿Quieres verlas?- la había estado mirando todo ese tiempo y no se había dado ni cuenta- no tienes por qué mirarlas a escondidas con que me lo digas vasta.
Es que…- ¡es que estaba avergonzada! ¿cómo se le había ocurrido esa estupidez?, ¿y si hubiera confundido sus intenciones?, pero ya no había vuelta atrás la había descubierto- ¿te importaría mucho?
Claro que no Tesoro, sabes que me encanta que me preguntes cosas y más si tiene que ver con experiencias, a lo mejor alguna vez puede que saques algún consejo de las historias que te cuenta este viejo que tienes por tío.- en su voz se notaba una nota de diversión al decir que era su viejo tío.
¿Tú viejo?- dijo levantando una deja y luego levantando las manos en el aire- solo tienes cuarenta años y por el contrario aparentas mi edad, yo quisiera cuando llegue a tu edad conservarme igual que tú- en verdad aparentaba su edad, parecía que tenía veintitrés años.
Bueno, viejo o joven, como quieras, haber que te las enseñe- se quitó la camisa, la cual la tenía medio puesta para que mientras hablaran su sobrinita no se escandalizara.
Al ver las cicatrices de los latigazos recibidos en la espalda por Sack, un escalofrío recorrió su cuerpo como la corriente por un cable. Tenía que haber sufrido mucho en su encarcelamiento y castigo. Luego él se dio la vuelta y le enseñó las cicatrices del pecho, ella estaba tan centrada en las cicatrices que no se había dado cuenta de que ya no miraba las de la espalda, hasta que él con su peculiar sarna y sentido del humor hacía ella dijo:


¡Que rápido has perdido la vergüenza!- Iana se sobresaltó y al darse cuenta de que era verdad ya no solo su cara se puso roja, si no todo su cuerpo- Iana, era una broma.
¡¿Una broma?! ¿cómo se te ocurre pegarme ese susto y luego decirme que es una broma?, ¿has visto cómo estas?, ¿y si se te llegara a caer la toalla?- estaba acelerada, no le gustaba que le pegaran sustos y mucho menos que Sack se riera de ella en su cara, porque era lo que estaba haciendo, reírse en su cara.
Sí, era una broma, no he querido asustarte en ningún momento, estoy en toalla y si se me llegara a caer… cosa que dudo, no verías nada que no tengamos todos los hombres, ángeles o no. No quiero ver el día que te eches novio, tú eres capaz de hacer que se meta en una piscina con traje de chaqueta- se estaba dando cuenta de que Iana no se tomaba a broma nada de eso y se calmó, ya que todo lo estaba diciendo al igual que ella agitadamente- ¡está bien! Perdona, ¡a partir de ahora iré por casa con abrigo, guantes, bufanda y gafas de sol para que no veas ni un poco de piel de mi cuerpo!
Eso ya era demasiado y Iana no pudo reprimir la risa, él siempre decía esas tonterías para que no se enfadara, y eso la había desarmado totalmente.


Está bien, puedes andar por la casa sin camisa, pero por favor que no se te olviden los pantalones.- Aún se reía de la tontería que acababa de decir cuando salió de la habitación.
Fueron al salón, desayunaron, luego cada uno se fue a su trabajo. Sack trabajaba de administrativo en una empresa muy importante de comercio y Ángela trabajaba de limpiadora en el hospital Bambino Gesú, uno de lo hospitales más importantes de Roma.
Estaban a punto de enfrentarse los dos, era la clase de artes marciales, ninguno de los dos quería hacerlo pero estaban obligados, sabían que se harían daño pero que no lo hacían con malicia. Enur ya había cogido su postura inicial, al igual que Peter, se estudiaban el uno al otro, los puntos débiles, los posibles ataques y contra ataques…todo. Peter dio comienzo a la batalla, corrió hacia ella lo más rápido posible y atestó un golpe, pero este no le dio, Enur había saltado por encima suya y ahora se encontraba detrás de él, ésta quiso pegarle una patada en la espalda pero le salió mal porque Peter le agarró el pie con la mano izquierda y se giró hacia ella cogiéndola por el cuello, ésta respondió dándole con los laterales de las manos en las clavículas haciendo que la soltara. Esta vez fue ella la que atacó primero, de frente, Peter paraba todos sus golpes, hasta que él mismo quiso atacarla y ella en vez de esquivar o parar el puño lo agarró y se lo retorció haciendo que diera la vuelta campana en el aire y cayera al suelo, aún con su mano agarrada Enur le puso el pie en el cuello. Desde el otro lado de la habitación escucharon los aplausos de Zorg, había visto todo el combate desde la habitación de al lado, tenía una mampara que parecía un espejo a través del cual lo veía todo sin molestar a los que luchaban.


Muy bien, cada día os superáis más y más- no estaba acostumbrado a darles ánimos y ellos tampoco los querían- pero no es suficiente, una de esas bestias habrían acabado con vosotros de momento.
Sentimos no poder ser como tu quieres Zorg- digo Peter recochineando- pero ten en cuenta que ella es menor que yo y me ha ganado, no se como lo ha hecho.
Al cabo de un rato salieron a comer algo, estaban cansados y esa tarde por suerte la tenían libre, Zorg tenía que ir a no sabían qué cosa y no podía estar allí mientras entrenaban, aprovecharían esa salida tan poco usual para tener un día tranquilo y descansado, viendo la caja tonta o cualquier otra cosa.
Fueron a un McDonalds, aparte de ser el restaurante más cercano, también a Peter le encantaban las hamburguesas. Se sentaron en la mesa más próxima a la barra de pedidos.


¿Qué miras tanto?- le preguntó Peter viendo que Diana tenía la vista fija en algún sitio.
Esas cocinas no tienen medidas de seguridad suficientes- contestó sin apartar la mirada del fogón en que se hacían las hamburguesas.
Miró a Peter y luego volvió al fogón, justo en el momento que su mirada se posó en el fogón la pequeña llama que había en este se convirtió en unas diez veces mayor, el empleado que se encargaba del fogón se quemó una mano y tuvieron que socorrerlo urgentemente.


Genial, ahora has conseguido que nuestra comida tarde más- no trató de disimular su fastidio, conocía de sobra a Enur y sabía que era muy impulsiva y que cuando algo tenía en la cabeza era muy difícil quitárselo- vámonos de aquí, conozco otro sitio, pero ¡maldita sea!, no vayas provocando incendios allí donde vallamos.
Se levantaron y salieron del local tranquilamente y siguieron por las calles de la ciudad sin pronunciar palabra alguna por el camino. En realidad el sitio al que se refería Peter era un restaurante mejicano, aunque el no lo sabía ya que nunca había entrado. Ya sentados en la mesa el camarero se dirigió a ellos para tomarle nota.


Póngame lo que más guste en este sitio, nunca he venido y no se que es todo esto- el camarero al principio lo miró extrañado, pero si era cierto que el local había sido abierto hace poco y quizá no hubieran visto el anuncio del restaurante, por lo tanto se dirigió a Enur.
Yo quiero lo más fuerte que tengáis, me gustan las comidas fuertes y picantes, y la expresión de ese me dice que aquí tienen de eso- el camarero miró "ese" al que se refería Enur.
¿Quiere lo que esta tomando el señor?- nunca había visto una mujer así, sus instintos le decían que se alejara lo máximo posible de ella.
Es lo que acabo de decirle, ¿tengo que repetírselo?- estaba empezando a impacientarse, y eso no era bueno, en especial para el camarero. Bajo la mesa sintió una mano sobre la suya, era de Peter y en su cabeza resonó lo que quería decirle con eso, <<no quiero tener que ir a comer a otro sitio, tranquilízate>>, telepático, había olvidado que Peter ya sabía usar la telepatía.- si, tráigame uno de esos.
Tras preguntar que querían de beber el camarero salió disparado hacia la cocina sin mirar atrás. Al poco rato la mesa estaba llena de comida. Enur disfrutó mucho de los "frijoles con chile", aunque no le supo muy fuerte, y Peter se comió varios taquitos. Luego salieron del restaurante y se dirigieron a la mansión a descansar.


Así nunca tendrás novio- dijo Peter como al descuido.
¿Cómo?, ¿qué no tendré novio?, ¿pero quién te has creído que eres?, para que lo sepas no tengo intenciones de salir con nadie, no estoy echa para eso- aunque empezó enérgicamente la frase la acabó en un susurro.
Te gusta manejar no solo las cosas, si no también a las personas- a las demás preguntas no contestó porque eran absurdas.
No dijeron nada más, no hacía falta y el tema no llevaría a ningún lado. Después de llegar vieron la tele un rato para no aburrirse y luego fueron a la piscina a darse un baño.

_________________
Angel fui y Demonio soy ,delas cenizas resurjire y mi venganza consumire

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://WWW.angels-or-demons.es.tl
 
Angels & Demons.... 5º capitulo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Viudas e Hijos del Rock & Roll - Capítulo 154 (13-05-2015) Ultimo Capitulo
» Las mil y una noches - Capitulo 109
» Rastros de mentiras Anteultimo capitulo
» Novela Ezel Capitulo 70
» Las mil y una noches - Capitulo 141

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Angels or Demons :: Historias :: Angels & Demons El comienzo-
Cambiar a: